¡Bienvenido al Camino de los Faros!

Bienvenido a la auténtica Costa da Morte, donde la tierra y el mar llevan millones de años compartiendo espacio y donde cada paso que das es un viaje por la eternidad.

Un camino único en el que permanentemente escucharás la voz del viento y el roncar del mar, descubriendo una tierra habitada desde el inicio de la humanidad, permanentemente ocupada por sus descendientes y que, gracias a su riqueza natural, permitió la supervivencia de unas gentes que fueron capaces de arrancarle los frutos a este mar frecuentemente tormentoso en el que muchos barcos han naufragado.

Un camino casi olvidado y en muchos tramos abandonado, puesto en valor gracias a un pequeño grupo de amigos con pocos recursos, pero con muchos ánimos. A ellos les debemos que hoy cualquier persona puede recorrerlo y admirar la Costa da Morte auténtica.

Estás en una parte del mundo en la que la acción humana es casi imperceptible, por lo que lo mejor que puedes hacer es no tocar nada y dejar que sea el propio tiempo el que siga modelando este maravilloso y único entorno. Bienvenido a esta tierra de mar, piedra y viento, en la que seguro que vas a encontrar lo que estás buscando.

Texto: [Suso Lista] [https://twitter.com/ListaSuso]