Ruta del agua

Sus aproximadamente 14km permiten disfrutar del agua y sus aprovechamientos en el medio rural a lo largo de los siglos de existencia. Desde la parte baja de Taramundi se coge un camino que nos lleva a Mazonovo, donde se podrá visitar el espectacular museo de los molinos, situado en un enclave de gran belleza a orillas de los ríos Turía y Cabreira, un lugar totalmente funcional con ejemplos prácticos y usables de los sistemas hidráulicos de diferentes partes del mundo. En él, podrás moler tu propia harina de manera totalmente artesanal.

Continuando el camino y tras un corto ascenso se divisa el Casería de A Granda, desde donde se desciende hacia el fondo del valle. En este punto la senda se adentra en un tupido bosque autóctono de castaños y alisos. Aquí es posible visitar una cascada y después de regresar al camino principal al pueblo de Esquios. En esta localidad existe un colección de útiles y herramientas de la vivienda tradicional que merece una pausada visita.

Cogiendo la senda de la derecha, y siempre rodeados de una extensa masa de Castaños que se mezclan con Robles y Abedules, se llega As Veigas, un pueblo de cuento, que supone en su conjunto un ejemplo de arquitectura bien conservada. Un rincón escondido perfecto para comer algo a la luz de las velas en su mágico restaurante y tomar una Sidra enfriada de forma artesanal en el agua del río.  http://www.asveigas.com/

Desde este núcleo se toma un viejo camino por la ladera derecha del río Turia y alcanzar la aldea de Os Teixois. Aquí se ubica un complejo etnográfico que conjuga diferentes ingenios hidráulicos: mazo, molino, batán, rueda de afilar y una pequeña central eléctrica. Este complejo es una de las joyas del municipio de Taramundi.

Desde Teixois, se toma un camino paralelo al arroyo de As Mestas que conduce a Esquios, volviendo a Taramundi por el mismo luegar por el que se inició la senda.

© 2017 Roberto Rey | All Rights Reserved
Ir arriba