Fachós de Castro Caldelas

A Festa dos Fachós de Castro Caldelas se celebra el 19 de enero y es en una de las tradiciones de culto al fuego más representativas de Galicia.

La celebración consiste en una procesión en la que se llevan cientos de antorchas alrededor del Castillo de Castro Caldelas, saliendo desde la iglesia de los Remedios y haciendo un recorrido en plena oscuridad detrás de la antorcha principal (de varios metros de largo), que precede a la imagen del santo, hecha de paja al igual que los fachóns.

Finaliza la procesión en el atrio de la iglesia donde se queman las antorchas en una gran hoguera, culminando el rito del fuego purificador en medio del tocar de las campanas.

La Festa dos Fachós se encuadra dentro de los folións de víspera junto a otras celebraciones con antorchas que aún perduran, el Folión de Fachas de Vilelos o la Quema de las Fachas de Castelo. Frecuentes en el pasado en la Ribeira Sacra, y también alrededor de la capilla de los Remedios en la ciudad de Ourense, por Allariz y en la Merca, igualmente otras fiestas de Castro Caldelas eran denominadas como folións.

 

HISTORIA

A pesar de que os Fachós son una tradición ancestral, no se puede determinar su origen con certeza. Las primeras referencias escritas de las que se tiene constancia son del año 1763, siendo una de las celebraciones más antiguas de Galicia.

Sobre los orígenes de la Fiesta de los Fachós de Castro Caldelas hay escritos que hablan de las tradiciones celtas relacionadas con el fuego, antes de ser cristianizado y asimilado el culto a San Sebastián. El escritor orensano Vicente Risco relaciona esta fiesta con los ritos celtas de culto al sol.

 

 

Otra hipótesis apunta al siglo XVIII para referirse al origen del ritual, cuando una peste de cólera asoló la comarca caldelana, fue entonces cuando los vecinos rogaron a San Sebastián y San Roque para que intercedieran y remataran con la enfermedad, haciendo una hoguera para quemar las pertenencias de los infectados.

Finalmente, otra tradición vincula el origen de la celebración a la conmemoración de la busca que hicieron los cristianos para encontrar el cuerpo del santo la noche que fue martirizado.

Las diversas hipótesis que pretenden explicar el origen de la fiesta desde una óptica local tienen escasa fiabilidad histórica, sin embargo resultan interesantes como interpretaciones populares. A pesar de incertidumbre de su origen la fiesta inunda la noche de la villa caldelana en un ambiente especial y único.

 

ELABORACIÓN DOS FACHÓS

Antiguamente la elaboración de los fachóns se hacía con la paja de la siega, que se obtenía después de sembrar el centeno y segar. Actualmente esta práctica se fue perdiendo hasta quedar en desuso, por lo que uno de los inconvenientes para seguir manteniendo esta tradición es la falta de paja para hacer los fachóns.

En el presente es el consistorio de Castro Caldelas el que se encarga de sembrar cada cuatro años el centeno, de segar y apalear al igual que se hacía tradicionalmente, preparando la paja y guardándola en el pajar para las celebraciones de los próximos años.

Fuente del texto. Wikipedia

¡¡¡ Viva San Sebastián !!!

© 2017 Roberto Rey | All Rights Reserved